🌟¿Porque es importante hacer la transición de una periquera a una mesa pequeña?

¿Has notado que poco a poco tu pequeño comienza a resistirse entrar a la periquera? ¿Se desespera fácilmente despues de comer? ¿O has notado que al explorar la casa intenta acomodar mochilas y el buró de la cama como mesa y silla?

A partir de los 8 meses que comienzan a gatear y explorar por si mismos su hogar, comienza la necesidad natural de los niños de tener un espacio adecuado a su tamaño para comer o jugar.



Natural baby tiene 2 diseños de mesa adecuados a la altura de tus pequeños

la mesa convertible y la mesa de media luna con silla de conejo

Aqui te presento algunos beneficios de hacer una transición de periquera a una mesa y silla adecuada a su tamaño.


  • El poder entrar y salir de la mesa por si solos, les da autonomía y confianza en si mismos.


  • Tener mobiliario a su medida, le da una sensación de que la casa donde habitan también es suya.




  • El tener un espacio adecuado para que nadie lo tenga que subir ni bajar. O que ya esté aprisionado cuando ya no desea estar en la periquera. Les provee dignidad.


  • Es más cómodo para la postura, pues al estar sus pies firmes en el suelo, pueden tener una postura más natural en la espalda alta y brazos.




  • Da facilidad para comenzar en hábitos como poner la mesa, llevar su plato con comida y llevarlo al lava trastes al terminar de comer.



  • Una mesa de su tamaño brinda un espacio adecuado para realizar actividades manuales o trabajar materiales y actividades con propósito.





  • Participación en actividades de la vida práctica como el limpiar la mesa, colocar mantel al mismo ritmo natural de nuestro hogar.


  • Interacción con otros: en una mesa pequeña puede sentarse otro hermanito, o sus padres a comer con el.

Y entiendo el miedo de muchos... “pero se va a parar todo el tiempo” , ”no va a comer nada”.


La naturaleza de los niños es móvil y es irreal esperar que se mantengan siempre sentados en una sola posición por mucho tiempo, sin embargo estaremos respetando sus señales de hambre y saciedad.

Puedes iniciar con sus snacks en su mesita, mientras toda la familia de acopla a esta nuevo ritmo.


El tener un espacio adecuado para que nadie lo tenga que subir ni bajar. O que ya esté

aprisionado cuando ya no desea estar en la periquera. Les provee dignidad.

¡Confía en tu pequeño!


151 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo