La verdad sobre el exceso de pantallas en los niños.




-Mi hijo no suelta el Ipad! Cuando se lo quito se pone violento y llora.


-Antes pensaba que no pasaba nada y ahora ya no se que hacer, ya perdí el control con las pantallas.


-Mi hijo no quiere comer sin el IPad


- Mi hija llora y vomita si no le doy mi teléfono para ver videos.


Son las voces de muchas madres y padres, que ya no saben que hacer.


Y no los culpo, nos ha dicho que no pasa nada si le damos el teléfono a un bebé, nos han hecho creer que es lo ”normal” , que los niños se adaptarán a una nueva realidad donde la tecnología gane.


Nos ha hecho creer que los niños estén pegados a una pantalla o consumidos por un mundo virtual, desconectados de ellos mismos, es un avance y habilidad moderna.


Nos están mintiendo, el cerebro de un niño sigue siendo el mismo que hace miles y miles de años. la naturaleza de la plasticidad cerebral de los niños, las necesidades de apego, desarrollo y aprendizaje mediante el juego en el mundo real y el movimiento fisico NO han cambiado, siguen siendo sumamente necesarias apesar de que se están viendo sumamente afectadas por el exceso de pantallas.


Y estas no son opiniones personales, la ciencia nos está demostrando que el exceso de pantallas tiene consecuencias neurologícas , sociales y conductuales en nuestros niños.


Universidades en todo el mundo están estudiando los efectos del exceso de pantallas en la infancia y están descubriendo que los niños de ahora juegan 60% menos que otras generaciones, que tienen mas transtornos de sueño, ansiedad, depresión, problemas de atención sostenida y a largo plazo, dificultad para la expresión de emociones y de imagen corporal.


El no hablarlo o no querer verlo porque duele y pesa, no ayuda a nuestros peques, no nos ayuda a nosotros como padres en esta era moderna.


Y es muy difícil llevarle la contraria a un mounstro que te vende una app y te hace sentir culpable porque tu hijo no habla, cuando de hecho, el exceso de pantallas está siendo una de las causas más importantes de que tu peque no tenga las herramientas de comunicación ideales para el lenguaje.


Seamos súper honestos y crudos, a la industria de la tecnología no le interesa en absoluto el desarrollo y bienestar de los niños, lo que quieren es dinero, tenernos enganchados y esclavizados a la todas las redes sociales y que no puedas soltarlas y que mejor que enganchar a los usuarios desde bebés o niños cuando no tienen la fuerza , ni voluntad para decir ya “es suficiente IPad por hoy”… porque no tienen las habilidades neurológicas para el control y autorregulación de impulsos, aún no las tienen, para eso su cerebro necesita desarrollarse muchos muchos muchos años.


La industria nos tiene enganchados en un círculo tortuoso donde los padres estamos desconectados y no sabemos cómo poner límites con la tecnología porque no crecimos con ellas a esta magnitud… los niños se enfurecen por no tener un iPad, los padres estamos solos, agotados, rebasados y estresados ya no sabemos cómo ayudarlos y para respirar un poco le volvemos a dar el iPad. Es un ciclo donde todos somos las víctimas. El plan Perfecto de las industrias de tecnología


Y aclaro, las pantallas no son Satanas, Claro que puedes tener una vida en balance donde disfruten películas en familia y hacer memorias increíbles con tus hijos, pero será un uso diferente de la tecnología desde los límites y el equilibrio.


Nuestros peques no son capaces de aprender de balance por si mismos, nosotros como padres tenemos que actuar asertivamente, porque el mundo de la tecnología va que comienza a ser un verdadero gigante donde será muy muy complicado tener un control si desde ahora no comenzamos con límites saludables y balance.


¡Aprendamos a ser su guía en este mundo virtual, desconectémonos para conectar con nuestros hijos… enseñémosles sobre balance saludable!


¿No sabes cómo? Unete a nuestro Workshop


Únete a nuestro workshop!

Más juego- Menos pantallas

20 de junio

7 pm hora méxico

Inversión 400 pesos.



22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo